JAVIER GIL AJUNTAMENT

Pongamos que hablo de la EMT

Después de 48 frenéticas horas leyendo y releyendo opiniones sobre cómo afecta este conflicto de la EMT a Mislata, creo que ha llegado la hora de dar algunas respuestas al respecto, dado que a quien le correspondería hacerlo ha preferido callarse, y emplear la EMT como arma arrojadiza en plena campaña electoral, engañando y mintiendo como solo él sabe hacerlo, y lo que es peor, jugando con los sentimientos y las sensibilidades de las personas enfrentando a unos vecinos con otros, como ocurre con los toros.

Lo primero que ha de saber la ciudadanía es que la red de EMT de Valencia vive un proceso de reestructuración completo que se pondrá en marcha el próximo mes de julio ¿Por qué? Actualmente la empresa pública de Valencia arrastra un déficit de más de 36 millones de euros, un 28% más del presupuesto total del ayuntamiento de Mislata, en esa circunstancia es lógico pensar que los nuevos gestores de la empresa pública busquen alternativas para que el servicio resulte más eficaz, eficiente y sostenible, algo que hemos exigido durante muchos años la propia ciudadanía.

Dentro de esta transformación, el autobús 7 desaparece tal y como la hemos conocido, pero no solo el 7, sino que se reestructuran prácticamente todas las rutas de forma global para cumplir con los objetivos de eficacia, eficiencia y sostenibilidad que se han marcado los nuevos gestores de la empresa pública para potenciar el transporte público sobre el transporte privado.

Hasta aquí todo correcto, el problema surge cuando el señor Bielsa exige al ayuntamiento de Valencia que el servicio de la EMT -empresa pública de Valencia- en Mislata sea el mismo que había antes de su retirada por parte del gobierno de Rita Barberá, sin atender a ese proceso de reestructuración comentado anteriormente ¿Se imaginan que el alcalde Ribó le dijera a nuestro alcalde cuál es el tipo de servicio que debe prestar la empresa pública Nemasa en Mislata? Pues esto es lo que pretende el señor Bielsa con la EMT, acostumbrado a su mayoría totalitaria de Mislata, se piensa que el “scattergories” es suyo y que, también fuera de Mislata, puede hacer lo que le de la gana.

Hasta tres alternativas diferentes se le han ofrecido, incluso aquellas que aceptan pulpo como animal de compañía (733.000 euros) o barco como animal acuático (1.036.000 euros), aunque lo más lógico hubiera sido aceptar los 199.839 euros de la línea que nos podía haber llevado a los mislateros y mislateras a cualquier punto de Valencia, pero esto rompía con su estrategia electoralista.

De hecho, todo esto demuestra el poco talante y capacidad negociadora de nuestro alcalde, que fuera de Mislata, donde no puede imponer su mayoría absolutista, es incapaz de llegar a acuerdos con otros municipios y entidades, algo que si han podido hacer el resto de municipios que estaban afectados por la decisión que la señora Barberá adoptó en septiembre de 2012.

Lo más sangrante es, que apenas 24 horas después, nos enteramos nuevamente por los medios de comunicación que hay un acuerdo prácticamente cerrado con Fernanbús para que lleve a los vecinos y vecinas de Mislata hasta el mercado central. Ya les digo yo que un acuerdo así no se cierra en 24 horas, y si tan avanzado estaba ¿A qué viene montar ese circo mediático?

El señor Bielsa se vuelve a equivocar, haciendo campaña con un tema que no toca, luego no es de extrañar que se encuentre con denuncias y expedientes informativos en plena campaña eletoral por incumplir con la legalidad y hacer un uso partidista de los medios públicos de Mislata, su propio “Canal Nou”.

Share Button

2 comments on “Pongamos que hablo de la EMT

  1. A ver Javier. ¿Estás conocedor que hay dos vallas publicitarias del señor alcalde delante de Paya/Pl Conde Aranda? ¿Es legal? En Mislata se trabajo mucho para erradicar el abuso de la publicidad de vallas en el término municipal. ¿La oposición no se entera que hay algo raro en este ‘culto a la personalidad’?

    • Hola Pepetei, si que se denunció varias veces. No obstante el PSOE, que fue advertido de la ilegalidad, tapó el logo y dejó la foto de Bielsa para esquivar la denuncia. Nada se puede hacer si alguien se quiere tanto que coloca una valla con su foto. Eso explica el hedonismo del alcalde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *