curso-policias-uso-desfibriladores-2

Los policías locales de Mislata aprenden a utilizar los aparatos desfibriladores

La fibrilación ventricular es la causa más frecuente de muerte súbita. Se produce cuando el corazón tiene actividad eléctrica pero sin efectividad mecánica, lo que provoca una parada cardiorrespiratoria. En estos casos de paro cardiaco, el tiempo de respuesta es fundamental y el uso de aparatos desfibriladores puede salvar la vida a las personas que lo sufren, ya que son capaces de emitir un impulso de corriente que devuelve el ritmo adecuado al corazón.

La formación tuvo lugar en el Centro Social La Fábrica.

La formación tuvo lugar en el Centro Social La Fábrica.

Con el objetivo de prevenir este tipo de muertes súbitas, el Ayuntamiento de Mislata ha realizado un curso de formación a los agentes de la Policía Local en el uso de los aparatos desfibriladores. “Se estima que el tiempo máximo para intervenir en un caso de parada cardiorrespiratoria es de 4 o 5 minutos y los policías en muchas ocasiones son los primeros que llegan al lugar del accidente, incluso antes que el personal sanitario”, asegura Mª Luisa Martínez, concejala de Seguridad Ciudadana.

La policía local llevará aparatos desfibriladores en cada vehículo

A partir de ahora, los agentes de la Policía estarán preparados para actuar en este tipo de situaciones y utilizar los aparatos desfibriladores que llevarán en cada coche patrulla para, en primer lugar, detectar si se trata de un caso de muerte natural o si es posible intervenir. Y en caso afirmativo, hacerlo en el menor tiempo posible.

El curso se realizó durante toda la semana pasada en el centro sociocultural La Fábrica. Tras varias sesiones teóricas, los policías hicieron las clases prácticas el viernes por la tarde, a las que asistió el alcalde, Carlos Fernández Bielsa, acompañado de la concejala de Seguridad Ciudadana. Aunque el curso era para agentes de la Policía Local de Mislata, también participaron algunos policías de municipios cercanos.

En los últimos tiempos, los aparatos desfibriladores se están incorporando en lugares de gran afluencia de gente, como las instalaciones deportivas, estaciones de transporte público o centros escolares. El Ayuntamiento de Mislata ha anunciado que, una vez formados a los agentes de seguridad, se harán cursos de este tipo para profesionales de otros departamentos municipales.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *