11103037_1641064782793456_8429124620262335534_o

Los autobuses de la EMT entran en campaña

En elecciones los partidos políticos sacan su maquinaria a la calle y emplean las tácticas más diversas para convencer a su electorado y tratar de captar a los indecisos. Desde el programa de mano, a los globos, pasando por actividades infantiles o fiestas… Toda una serie de acciones que llegaron a su punto álgido este pasado fin de semana, el último de la campaña que se cerrará este viernes 22 de mayo.

Si el fin de semana anterior era el Partido Socialista de Carlos Fernández Bielsa quien ponía toda la carne en el asador con macrofiesta incluída, este ha sido el Partido Popular de Jaime López Bronchud quien ha echado el resto. Paellas en la Canaleta y… un autobús de la EMT. Los vecinos de la Avenida Gregorio Gea alucinaban cuando veían el rojo autobús con el número 7 y el destino ‘Mislata – Fuente de San Luis’ rotulado (sólo lució este letrero una vuelta). Cosas que sólo pueden suceder en campaña. Los populares alquilaron este autobús y lo exhibieron en pleno centro de Mislata, con Bronchud como protagonista en los laterales y la promesa de recuperar el servicio si es elegido como alcalde.

Esta acción no ha pasado desapercibida y ha reabierto el debate al mismo tiempo que la duda: ¿Por qué Mislata perdió la EMT? Lo cierto es que Mislata no perdió la EMT. Una jugada, bastante sucia por parte de la empresa metropolitana de transportes, la cual todavía mantiene por obligación el servicio con Mislata a través de la linea nocturna N4. Es obligatorio seguir teniendo servicio con Mislata, pero este se hace de manera residual para cumplir con el expediente. Con esta jugada, los mislateros perdieron la ventaja en la mano del servicio público, viéndose obligados a tener que pagar una tasa si querían mantener el 7 o el 29, incluso ambas.

Ninguna de las dos administraciones, gobernadas por el PP y por el PSOE, quisieron o pudieron entenderse. Ahora, años después de haber perdido el servicio, con reivindicaciones vecinales y de partidos políticos, todas las formaciones prometen que Mislata tendrá autobuses tras el 24 de mayo. La pregunta que se hace la ciudadanía podría ser muy clara: ¿Por qué en estos dos años no hemos tenido autobuses de la EMT?

Por un día tuvimos uno de estos autobuses. Vacío, circuló por donde antaño brindaba el servicio a los mislateros y sin saber si sus neumáticos rodarán por encima de las promesas o aparcarán las disputas para que los vecinos recuperen su servicio público.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *