Editorial InformatMislata

La salud es lo más importante

Normalmente utilizamos la frase de “la salud es lo más importante” después de una mala noticia en cualquier ámbito de la vida diferente al mencionado. Pese al tópico, es bien cierto que cuando tenemos algún problema de salud es cuando nos damos cuenta de la importancia de esta y de lo nimias que son las otras cosas de la vida si no podemos gozar de un estado saludable. Es por ello que todo ciudadano debe tener un acceso a una Sanidad de calidad, lo que se consigue con un sistema de salud público que cumpla con los parámetros mínimos exigibles, unos ratios que hay que cumplir y que vienen reflejados en la normativa autonómica en el caso de la Comunitat Valenciana en el que el Sistema Sanitario está asumido por la Generalitat.

En este caso llegamos al tema del Hospital de Manises y el área de salud 9, en la que está incluida Mislata. Al margen de polémicas sobre esta concesión, que bien podrían merecer otros artículos, nos queremos centrar en la deficiencia del servicio que día a día se muestra. No es una crítica contra el personal laboral del centro, ellos se limitan a realizar su trabajo con los medios de los que disponen, incluso ellos mismos han denunciado la precariedad de algunos servicios en multitud de ocasiones. Falta de personal, presiones, casos de mobbing laboral denunciados en prensa o situaciones como la que desgraciadamente contamos hoy de una paciente que no recibió el tratamiento correcto y perdió la vida.

Son decenas los casos extraños que envuelven a este area de salud 9 en la que estamos incluidos los mislateros y mislateras. Extraños porque van más allá de las esperas sanitarias. Multitud de casos que no tienen comparación con otras areas de salud pública en nuestro país. Basta con realizar una pequeña búsqueda en Google y comparar resultados. No hace falta ser médico para diagnosticar la mala salud por la atravesamos.

Lo cierto es que los vecinos y vecinas ya vislumbraron este problema antes de entrar en el area de salud número 9, con numerosas manifestaciones que no llevaron a nada. Estas concentraciones se han derivado en la reivindicación de que se cumplan las promesas sanitarias con Mislata, algo que más de cuatro años después sigue cayendo en saco roto. De las iniciales manifestaciones semanales, se ha pasado a una anual y el Pacto por la Sanidad ha perdido fuerza reivindicativa.

Acaso hemos olvidado que la salud es lo más importante. Valdría la pena recordarlo.

Share Button

Un comentario en “La salud es lo más importante

  1. Mi padre estaba enferme pero en manises lo mataron si como suena lo mataron un dia antes de fallecer le dieron el alta y al dia siguiente cuando llego a manises un medico le inyecto 3 geringuillas de algo que no sabemos ni sabremos nunca y mi padre fallecio ese medico fue su asesino y le maldigo todos los dias maldita sea la hora que lo llevamos alli .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *