pleno-mislata-psoe

El pleno de Mislata aprueba la moción del PSOE para declarar los servicios sociales municipales como servicios esenciales

El gobierno socialista de Mislata aprobó anoche, con el apoyo de Ciudadanos y Compromís, declarar como esenciales los servicios sociales y las ayudas de primera necesidad en Mislata. Unos servicios que se han visto amenazados por la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de las Administraciones Locales del Partido Popular, que obstaculiza dotar algunos de estos servicios, como las ayudas dirigidas a la infancia y adolescencia.

Para la portavoz del gobierno, Mª Luisa Martínez Mora, “hemos aprobado esta moción para acogernos a la nueva Ley de Servicios Sociales de la Generalitat, una ley más que necesaria ante la amenaza del gobierno del Partido Popular de Rajoy, que se niega a derogar la LRSAL. Una ley que desde 2013 impide y obstaculiza muchas de las atenciones que prestamos los ayuntamientos como el de Mislata, que nos hemos convertido en un referente de asistencia social y de servicios municipales que garantizan vivir en dignidad”.

Además, el concejal de Servicios Sociales, Ximo Moreno, recuerda que Mislata, en tan solo cinco años, “ha duplicado servicios y programas para atender a ciudadanos al borde de la exclusión social, y de la misma manera ha multiplicado por tres las ayudas de emergencia social respecto al año 2010, el último presupuesto que ejecutó el Partido Popular de Mislata, con López Bronchud en su gobierno”.

Mediante la aprobación de esta moción, Mislata exigirá a la Generalitat Valenciana, en concreto a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, la financiación necesaria para incrementar el gasto de personal (educadores y asistentes sociales) para mejorar los recursos humanos necesarios para Servicios Sociales. Un fin que garantizaría estos nuevos servicios esenciales a los ciudadanos de Mislata con menos recursos y permitirá ampliarlos en tanto en cuanto sea necesario.

“Durante el pleno de anoche, el portavoz popular, López Bronchud, inventó una nueva fórmula, que denominó como abstención pero en positivo”, algo que para los socialistas es “como suspendido pero aprobado”, según explicó Ximo Moreno. En definitiva, “un invento del PP para votar contra una decisión importante que pretende mejorar los servicios sociales del Ayuntamiento”.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *